En la sociedad actual, muchas personas, viven rodeadas de a veces cientos, sin embargo se sienten solos. Si pasamos nuestra mirada a la historia del ser humano, cuando ellos y ellas fueron cazadores y recolectores, tuvieron una mayor conexión física y emocional. Esta herencia la estamos perdiendo, cambiando las respuestas fisiológicas de antaño.

La fisiología actual, señala a través de cientos de experimentos, que no somos “organismos cerrados” es decir que no solo respondemos a cambios internos. Respondemos a la resonancia límbica de otros.

¿Como lo hacemos? A través de cambios evidentes en los niveles hormonales, frecuencias cardíaca y respiratoria, respuesta del sistema inmunológico, liberando químicos cerebrales, entre otras funciones.

sistema limbico

Por lo tanto, la resonancia límbica es simplemente “entrar en onda” con el estado interno del otro. ¿Cómo sucede? Ocurre a través del contacto directo a sus ojos, a sus palabras, a su ritmo respiratorio, es decir las múltiples sensaciones que está viviendo en el instante que interactúa. El sistema límbico es una maravillosa estructura cerebral en la cual el hipotálamo, el hipocampo y especialmente las amígdalas, juegan papel preponderante en las emociones que se liberan de parte y parte. Se le atribuye ser generadora en alto porcentaje del amor, el orgullo, el miedo, y valores como la libertad, el respeto, etc.

 

 

Cotidianamente nos encontramos con personas, que se asemejan a agujeros negros.

¿Qué quiero decir con ello? Un agujero negro es un ser magnífico, como todos, pero que tiene una propiedad especial, succiona energía. Estas un rato con esa persona y no sabes por qué de repente, empiezas a encoger. Te vas reduciendo en tus emociones, decaes y posiblemente te deprimes. Es un fenómeno sorprendente, muy estudiado y también demostrado. Es a causa de este proceso nuestros cambios favorables o desfavorables que llamamos resonancia límbica.

¿Cómo actúa? por un camino sencillo, tu inconsciente se enganchó. Es la información que llegó especialmente por oídos y por ojos, pero de la cual no estás consciente.

Información si!! Toxicidad, no!! son dos cosas completamente diferentes.

Piensa por un momento, viviste y deseas vivir cosas bellas en la vida? Estás dispuesto a dejar huellas en la vida?

Pero también está presente el lado negro de tus experiencias. Cuando presentas continuamente el lado feo de la vida, entonces tienes toxicidad. Te conviertes en agujero negro. 

Tu resonancia límbica es fatal. Lo peor es que muchas veces tampoco eres consciente de este estado. – O aprendiste a deprimirte por lo tanto este estado de resonancia límbica negativa es lo “normal” 

agujeros negros

Llegamos a punto crucial. Es preciso echar “ojo” con tus compañías: las personas que son tus familiares, amigos, compañeros de trabajo o de estudios, pueden ser agujeros negros. ¿Qué haces? Con respeto y afecto, retírate! Está en juego tu salud emocional.

Lo saludable es que preserves tu persona y a la vez, procura que la persona tome consciencia de su estado, con un comentario amable de tu parte.

 Te invito a comentar mi artículo. De hecho, tu opinión, es valiosa. Podemos abrir nuevos caminos

Maguita 

Pin It on Pinterest

Share This

Compartelo con tus amigos!

¡Te invito a suscribirte!

Descubre el mundo maravilloso de la PNL

Mi nombre es Magdalena y el tuyo?

¡GRACIAS! Te acabo de enviar un Email, revisa todas tus bandejas de entrada y agrégame ya mismo a tus contactos principales (info@magdalenaortizd.com) para que no te pierdas la informacion que tengo para ti