El sentimiento de calificar a la vida como abrumadora, es más común de lo que parece. 

Y es verdad, en momentos frecuentes. Tanto en lo personal como el mundo que vemos a diario, los episodios se suceden con este ritmo.  

En las noticias que vemos escuchamos, están llenas de sucesos que obscurecen el panorama mundial. Es como si la poca luz entrara a través del ojo de una aguja.  

Sencillamente hay tanto que hacer y parece muy difícil encararlo. De hecho, no es una sensación agradable, sin embargo si te acercas un poquito más a su interior, te das cuenta que hay varios mensajes por descubrir.  

Martin Luther King Jr. llevó a sus seguidores y una enorme cantidad de hombres y mujeres negros a los límites de sus razonamientos y creencias ideológicas. Quizás experimentaron, que la “verdad” que oían, cruzaba precisamente por el ojo de su aguja vivencias.    

Primeramente, acepta la existencia de “mucho por hacer”. Posiblemente te sientas que “el agua te llega al cuello”. Alégrate de ello. No venimos a este mundo para trabajar, únicamente en lo posible, o dentro de nuestros límites. El reto de una vida, es ir más allá de esos límites.  

Pon atención a esta frase célebre de M. Luther King Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos  

O esta otra:Si el hombre no ha descubierto nada por lo que morir, no es digno de vivir  

 

¿Te parece una exageración? Pues no. La vida de las personas que han marcado la historia de los pueblos, está precisamente en esta condición: ir más allá de los límites.  

Segundo, al hacer una ligera evaluación de la vida, hasta hoy vivida, es posible que también sientas que no has hecho lo que pudiste hacer. Nos pasa a todos. Entonces se aviva la llama de tu gran deseo de trascender. De sembrar semillas buenas, de hacer huellas para que otros pasen por ellas, de terminar con los mejores colores, el lienzo de tu vida. 

En momentos posiblemente te preguntaste muy sinceramente: “Qué estoy haciendo? ¿Qué debo hacer para mejorar mi vida? Posiblemente también, cerraste los ojos o los volteaste. 

Hacer una evaluación de los momentos vividos, demanda de Luz y de Sinceridad.  

Hay un secreto, hacer una pequeña abertura para que la LUZ del Creador, pueda inundar tus acciones. Y no me refiero a específicamente una acción de tipo religioso, sino una Espiritual. Por ejemplo hacer algo que no lo habías realizado. Una acción positiva.  

Y no se trata de ser superior o extraño para hacer una acción positiva. 

No es necesario formar parte de los Boys Scouts para ejercer una buena acción diaria. 

Se trata simplemente de abrir una pequeña abertura para dejar pasar Tu Luz. 

Ya se que posiblemente me preguntes: ¿Cómo se que tengo Luz?   

La Física Cuántica, nos ha llenado de información suficiente como para aceptar que somos seres de luz. Seres que vibramos con frecuencias de varios densidades, por así decirlo. El meollo reside en apropiarte de este conocimiento. 

¿Qué haces cuando despiertas? Abres las cortinas de tu dormitorio y lo que primero ves, es precisamente la luz del sol. Es más, esa luz solar es lo que marca la diferencia entre el día y la noche. Ella, la luz, se derrama sin impedimento alguno.   

Cuando podemos constar el beneficio de la luz solar en las múltiples funciones que se desarrollan a lo largo y ancho de nuestro planeta, nos asombramos de lo vital que es su presencia. 

He tomado de Wikipedia estos fragmentos de la definición que hace de la luz solar  

La luz solar, en el más amplio sentido, es el espectro total de radiación electromagnética proveniente del Sol. Esto es usualmente durante las horas consideradas como día. Cerca de los polos geográficos durante el verano, la luz solar también ocurre en las horas que definen la noche y en los inviernos en estas zonas la luz solar podría simplemente no llegar. 

La luz solar es un factor fundamental en el proceso de fotosíntesis, tan importante para la vida”  

Por muchas ocasiones me he preguntado qué hace la luz solar para ser tan vital. Hay una sola respuesta: ser ella misma. 

Conectarse con la LUZ, no entraña que seas un gran sabio, sólo debes dar el primer paso… aceptar que eres único y no repetible  (La clonación es el misterio)  

Cuando mirando a tu interior, aceptas que tienes luz propia, jamás vivirás a la sombra de ninguna persona.  Sólo toma la iniciativa y el Creador se encargará del resto. Crea una apertura tan pequeña como el “ojo de una aguja” y comprobarás que es suficiente para lograr tu más caro anhelo.  

Es más, el mundo necesita Tu Luz. El mundo necesita de Ti. El mundo necesita conocer la calidad de vibración de  Tu Ser. No estoy exagerando. A ti, y sólo a ti se te dotó de una estructura específica que dio cuerpo a través de cada años o tiempo que has vivido. 

Tienes historias cargadas de fortaleza, de bondad y destino. Has escrito páginas de valor y abundancia. ¿Sabes por qué? Porque desde el inicio fuiste un triunfador, una triunfadora.  

Solamente que a medida que comenzaste a asomarte al mundo, se te marcó límites. Convencido de ellos, menguaste cada vez más tu accionar.  

Esta es la dura verdad de los procesos de educación o instrucción. Es el tema que más adelante lo trataré en un apartado único.  

Finalmente, la manera cómo miras el mundo (cómo yo lo miro) determina las circunstancias de cómo vives (de cómo vivo).  

Si quiero hacer un cambio, el lugar más inteligente para lograrlo es tu interior (mi interior). Por ejemplo, me miro al espejo y no me gusta la imagen que veo. ¿Qué hago? No puedo acomodar la imagen del espejo.   

Necesito hacer los cambios en mi. Sólo entonces mi imagen del espejo cambiará. Cuando tú cambias lo que tú crees, tú cambias lo que tú haces.   

Es entonces, que tu luz pase por aún un pequeño espacio como lo es el ojo de una aguja, que irradiará para siempre. ¡No es maravilloso!

 

Maguita 

Pin It on Pinterest

Share This

Compartelo con tus amigos!

¡Te invito a suscribirte!

Descubre el mundo maravilloso de la PNL

Mi nombre es Magdalena y el tuyo?

¡GRACIAS! Te acabo de enviar un Email, revisa todas tus bandejas de entrada y agrégame ya mismo a tus contactos principales (info@magdalenaortizd.com) para que no te pierdas la informacion que tengo para ti