Una encantadora joven está a punto de culminar sus estudios universitarios y despierta una noche con un sueño en mente. Una pregunta aparece: ¿Es posible adquirir consciencia de que los milagros siguen existiendo? El recuerdo de su sueño lo lleva a “despertar” a esta pregunta. Para continuar su camino, es preciso la realización del sueño. 

A través de la red (web) se puede encontrar numerosísimos vídeos, artículos, referencias, entre otros , en los cuales se afirma que tenemos a nuestra disposición una sorprendente fuente de energía. Se nos asegura, que es menester dejar de lado la manera que hasta hoy, hemos estado percibiendo la vida, para que pueda mostrarse “otra verdad”

A lo largo del siglo veinte, desde varios escenarios filosóficos, místicos y/o físicos, se insiste la percepción de realidades diferentes. No todo lo que vemos, oímos o sentimos, es verdad, nos dicen.

De hecho, lo que oímos, es únicamente el uso de una pequeña banda de frecuencias (vibraciones) de la gigantesca sonoridad del mundo. -Por más de cuarenta años he vivido la realidad de las Personas Sordas y es un tema que me apasiona.- Por ejemplo, los silbatos que se usa para entrenar perros, emiten un sonido que nosotros los humanos no lo percibimos.

Entonces, la existencia de una fuerza energética invisible, que está a nuestra disposición todo el tiempo, y no nos hemos molestado en usarla, es una verdad.

A la encantadora joven de nuestro relato, le fue preciso aceptar la existencia de esa fuerza para lograr el milagro que requería. Es más, pudo constatar, cómo repitiendo sencillos pasos para “enseñar” a su mente, su sueño se hizo realidad.

Con bastante frecuencia hemos escuchado cómo las oraciones ponen en acción deseos imposibles. Hay quienes nos dicen que la práctica de la meditación o entonar cánticos sagrados para limpiar el torrente de los pensamientos aumenta de forma medible, las vibraciones de esta energía. ¿Quién tiene razón? ¿Esa energía es confiable? ¿Cómo funciona? ¿Podemos depositar nuestra esperanza en ella?

Me atrevo a sugerir que ese campo invisible de energía es fiable cien por ciento. Funciona siempre nos dicen los científicos como Einstein. Es más, cuando lo aceptamos nos permite moldear y proyectar la vida, nuestra vida de forma concreta. Porque cada uno de nuestros pensamientos siempre afecta la realidad física.

Sabrás que cada uno de tus pensamientos crea realidad. Si lo puedes visualizar en tu mente, lo puedes tener en tus manos. Sólo tú creas tú vida. Sin embargo, hay un pequeño detalle que nos lleva a quedarnos en cero: en realidad no lo creemos del todo, es decir que no lo creemos completamente. Personalmente esta fue mi postura.

La Doctora Carolina Leaf en su libro ¿Quién me desconectó el cerebro? afirma: Los pensamientos afectan el cuerpo y las emociones… La mente se puede renovar. erradicar los pensamientos y emociones tóxicos para nuevamente encender de verdad nuestro cerebro y con él, la mente… De ese modo, mejorar notablemente varios aspectos de la vida como las relaciones, la salud y hasta el éxito… Los pensamientos tóxicos son como veneno, son amenaza para la vida física, emocional y espiritual…

Los pensamientos pueden medirse y ocupan un espacio mental (encienden circuitos de neuronas cada vez que vivimos una experiencia o la recordamos)

Por lo tanto es imperativo tomar control sobre lo que pensamos – no confundas con represión- para lograr ver realizados los sueños.

Magui. 

Pin It on Pinterest

Share This

Compartelo con tus amigos!

¡Te invito a suscribirte!

Descubre el mundo maravilloso de la PNL

Mi nombre es Magdalena y el tuyo?

¡GRACIAS! Te acabo de enviar un Email, revisa todas tus bandejas de entrada y agrégame ya mismo a tus contactos principales (info@magdalenaortizd.com) para que no te pierdas la informacion que tengo para ti