Hace una semana conversé con una persona que luchaba con su problema de “insensibilidad” Por mucho tiempo estuvo pendiente de las críticas que en este tema, escuchaba. Había desarrollado un “oído atento” a este tipo de comentarios. Lo cruel es que él estaba convencido de ser insensible.

“Un árbol impide ver el bosque”, es una buena metáfora para describir su situación. En el proceso “terapéutico” recordó con nitidez el episodio que generó su “mapa limitante”

Cuando se disoció de ese penoso momento vivido en una edad temprana, comenzó a ver otro panorama.

Esto es semejante a alejamos un poco de ese bosque y tomamos perspectiva desde la colina próxima, seremos capaces de ver, por fin, todo el bosque en su esplendor. A veces lo que nos sucede a los seres humanos es precisamente eso, una idea, un problema, una situación difícil, y lo que se nos pone al frente es un “problema insoluble”, insuperable, infranqueable.

Lo sencillo, en estos casos, es cuando vaciamos la mente de esa “basura” (cualquiera que fuere) a través de tomar distancia de ella, es decir cuando la vemos como una película, en la cual, a más de protagonista también nos vemos fuera de escena, se va esa creencia limitante.

Dicho de otro modo, realizamos un trabajo sobre nosotros mismos. Ese trabajo sobre nosotros mismos no tiene por que ser doloroso. Más bien es una experiencia que abriga paz.

Lo importante es encontrar el aprendizaje que hicimos y cómo ha repercutido. Si aprendimos de ese modo, es igualmente posible, “re-encuadrar” y mantener los elementos saludables que vivimos.

La Programación Neurolingüística tiene instrumentos para “re-encuadrar” esas situaciones y llevarlas a otro plano. Siempre es posible, aprender y aprender lo valioso de vivir. Atesorar como joya interior y utilizar con frecuencia en otros acontecimientos. La mente aprende vertiginosamente!! 

Para este nuevo año, te deseo que los lenguajes de tu alma, cuerpo, mente y corazón se unan en una fiesta de LUZ.

 

 

 

Maguita 

Pin It on Pinterest

Share This

Compartelo con tus amigos!

¡Te invito a suscribirte!

Descubre el mundo maravilloso de la PNL

Mi nombre es Magdalena y el tuyo?

¡GRACIAS! Te acabo de enviar un Email, revisa todas tus bandejas de entrada y agrégame ya mismo a tus contactos principales (info@magdalenaortizd.com) para que no te pierdas la informacion que tengo para ti